Descubrí a mi adolescente mintiendo, ¿qué hago?

Le descubrió una mentira a su adolescente, pero quizás no sepa cuál es la mejor forma de proceder para que esto no pase de nuevo. Estos consejos le ayudarán a tener una conversación constructiva con su adolescente, para motivarle a ser una persona más honesta.

Mantenga la calma

Creemos que el consejo más importante para confrontar a su adolescente si ha mentido es que mantenga la calma. Lo mejor es que no explote, incluso si la mentira le ha lastimado, porque esto pudiera hacer que su adolescente se incline a mentirle aún más. Si su hijo o hija siente que no puede manejar la forma en que usted reacciona ante las malas noticias, seguirá mintiendo para evitar una confrontación. Le sugerimos que mantenga la calma, para que su adolescente se sienta a gusto compartiendo la verdad y admitiendo que ha mentido.

            Explique los problemas de la deshonestidad

Puede que su adolescente no se dé cuenta de todas las situaciones problemáticas que pudieran surgir por mentir. Puede que esté tanteando el terreno para ver hasta qué punto puede salirse con la suya, así que le recomendamos que le hable sobre algunos de los resultados negativos de las mentiras rutinarias.

Por ejemplo, puede decirle a su adolescente que mentir le hará sentir mal a la final, incluso si se sale con la suya. La culpa no es divertida, y no quiere que su adolescente ande por ahí con una sensación que hará que se deprima. También, al evitar la verdad, su adolescente pudiera aprender a internalizar y externalizar sus problemas de una forma inapropiada, poniéndole en riesgo de desarrollar patrones emocionales negativos.

Pruebe decirle que la confianza es valiosa y que mientras más mienta, más difícil le será tener relaciones sólidas con otras personas, porque seguirán decepcionándolas.

También pudiera explicarle cómo mentir hace que todo se complique y cada vez le será más difícil mantener la mentira. En cierto punto, su adolescente pudiera no reconocer la diferencia entre la verdad y la mentira debido a las historias que tiene que inventar para tratar de justificar una mentira.

Finalmente, le recomendamos que ponga a su adolescente al tanto del peligro en el que puede verse como resultado de sus mentiras. Si algo malo le ocurre a su adolescente y ha mentido acerca de su ubicación o sobre con quién está, le será difícil obtener la ayuda que necesite. Quizás miente sobre si está consumiendo alcohol y termine en un escenario donde tenga y conducir y ponerse en riesgo, porque no quiere admitir que ha bebido demasiado. Pudiera ser bueno pensar en una consecuencia peligrosa para las mentiras específicas de su adolescente, para que sepa cuán mala es la decisión de no actuar con honestidad.

Muéstrele honestidad

Demuestre que usted es una persona honesta para que su adolescente siga su ejemplo. Si acostumbra a mentirle a su adolescente, su cónyuge o incluso a sus amigos por teléfono, su adolescente se dará cuenta y comenzará a pensar que eso está bien. La honestidad empieza con usted, como padre o madre, así que realmente le recomendamos se esfuerce todo lo que pueda por mostrar un buen comportamiento.

Por ejemplo, creemos que usted debería evitar incluso las mentiras blancas, como decirles a sus hijos que está de buen humor después de haber tenido un duro día de trabajo. Sus hijos pueden notar que algo no está bien. Puede ser difícil mantener la honestidad cuando usted cree que sus mentiras no lastiman a nadie, o quiere esquivar un tema sensible. Para mantener la honestidad, pudiera intentar comenzar las verdades difíciles explicándole a su adolescente por qué es difícil para usted hablar con sinceridad del tema en cuestión.

            No lo tome como algo personal

Dado que los adolescentes mienten por cientos de razones diferentes, puede tener la seguridad de que no siempre será por algo relacionado a usted. Los adolescentes van a mentir en algún momento, sin importar qué, así que lo mejor es que recuerde que no está tratando de lastimarle, sino que es, simplemente, algo que lo adolescentes hacen. Si puede mantener esta perspectiva, le será más fácil hablar con su adolescente acerca de sus hábitos de mentir sin que se interpongan los sentimientos personales.

            Contrate ayuda si su adolescente está en riesgo

La triste realidad es que los mentirosos crónicos pueden ponerse a sí mismos en un riesgo grave. Si su adolescente se niega a decir la verdad, incluso acerca de cosas pequeñas, quizás lo mejor es buscar ayuda profesional. Pudiera ser que su adolescente tiene un problema subyacente,como un TND,que esté alimentando su deshonestidad y que usted no pueda descubrir por su cuenta porque su adolescente se niega a decirle la verdad. Considere contratar a un terapeuta para que hable con su adolescente sobre sus hábitos de mentir. Esto le ayudará a asegurarse de que su hijo o hija esté a salvo.

Listo, ya se ha preparado

Ya será pan comido para usted. La próxima vez que descubra que su adolescente le mintió, tendrá una amplia variedad de tácticas para hacer que comience a decirle la verdad. Mentir es una parte totalmente normal de ser adolescente, así que no se desaliente si le toma un tiempo lograr que estas lecciones den resultados. Siguiendo estos consejos estará en el camino correcto para mejorar las conversaciones que tenga con su adolescente.

Biografía del Autor:

Andy Earle es un investigador que estudia la comunicación entre padres e hijos y las conductas de riesgo de los adolescentes. Es el cofundador de talkingtoteens.com y anfitrión del  podcast Talking to Teens, un programa de entrevistas semanal gratuito para padres de adolescentes.